Remoción y eliminación de distintos tipos de suciedad y manchas presentes en los pisos, además de grasa y cera acumuladas en el tiempo, logrando realzar el color y estado original de las superficies.