Eliminamos las manchas de aceite y de neumáticos adheridas en la superficie, inyectando agua a presión con detergentes industriales, para luego recuperar el agua sucia y residuos,  dejando limpias y secas las superficies tratadas.